Estos son los 3 mejores métodos de valoración de empresas

¿Vas a vender tu empresa y no sabes su valor?, o quizás, ¿deseas vender tu participación?

O a lo mejor ¿eres inversor y necesitas calcular una estimación de una empresa cotizada?

Sea cual sea tu situación, conocer cómo se valora una empresa tiene un valor incalculable. Si deseas saber cómo valorar una empresa lee este artículo.

¿En qué casos resulta necesario valorar empresas?

Existe múltiple situaciones en las cuales se requiere conocer el valor económico de una sociedad. Las situaciones más comunes para valorar empresas o valorar acciones son los siguientes:

  • Compraventa
  • Ampliaciones de capital
  • Salida o entrada de socios
  • Divorcios
  • Herencias
  • Fondos de inversión
  • Private equity
  • Venture capital

¿Quiénes son los interesados en una valoración de empresas?

Diferentes sujetos suelen ser parte interesada en éstos son los más habituales:

  • Socios o propietarios
  • Gestores y directivos de la empresa
  • Compradores, fondos, inversores…
  • Asesores de M&A

Sea cual sea el sujeto debe conocer las distintas alternativas a la hora de obtener el valor buscado. Te mostramos los distintos métodos por ser los más aconsejados.

Los 3 principales métodos de valoración de empresas

Debemos partir de la premisa de que la valoración de empresas no es una ciencia exacta, influye no solo aspectos objetivos, sino también subjetivos, pues las proyecciones futuras que deben tenerse en cuenta serán diferentes según el sujeto que realice el cálculo.

En cualquier caso los métodos más recomendados son los siguientes:

1. Valoración de empresas según el valor de los activos:

Este es un método excesivamente simplista. Únicamente tiene en cuenta el valor de los activos de la empresa.

¿Cómo se calcula el valor según este método?

Mediante la suma del valor de cada uno de los activos, el cual a su vez los podemos hallar según diferentes métodos. Son los siguientes:

  • Valor Contable o Valor en Libros
  • Valor Contable Neto (de Pasivos)
  • Valor Ajustado: en este caso, tienes que ajustar los valores contables al valor en el mercado.
  • Net Asset Value: valor en el mercado del activo neto de deudas.

La principal desventaja de este método de valoración es la perspectiva limitada que aporta, dado que no tiene en cuenta proyección futura alguna.

2. Valoración de empresas según múltiplos comparables:

Tienes que analizar cómo se están valorando el mercado otras compañías similares a la que se pretende valorar, ya sea del miso sector, u otros aspectos que la hagan semejantes.

Esto se hace por medio de los múltiplos.

Cálculo de la valoración por múltiplos comparables:

Los múltiplos comparables lo que hace es poner en relación el valor de la empresa con el valor de algún indicador contable del negocio (EBITDA, ventas, etc.).

Con este método debemos conocer en primer lugar que tipo de empresa es la que pretendemos valorar, pues según ésta utilizaremos de referencia un múltiplo (indicados o magnitud contable) u otra.

Distinguiremos los siguientes supuestos:

  • Múltiplos con empresas cotizadas: en este caso la información es muy transparente y la valoración resulta sencilla de calcular.
  • Múltiplos de transacciones comparables (empresas semejantes): tomaremos como referencia transacciones ya realizadas para conocer las referencias tomadas.

En este punto debemos distinguir dos conceptos:

  • El Valor de la Empresa o Enterprise Value (EV)
  • El Valor de los Fondos Propios o Equity Value (EqV)

El Valor Total de una empresa o Enterprise Value es igual al Valor de su Equity Value MÁS el Valor de su Deuda Financiera. Dicho de otro modo, es el precio que paga un accionista por todo la empresa, dicho precio se saca sumando todos los fondos propios más las deudas financieras (por tanto, no se tiene en cuenta el pasivo corriente).

El Valor del Equity Value es igual al Valor Total de una empresa MENOS la Deuda. Dicho de otro modo, el valor de los fondos propios de la empresa, es decir, el valor del capital de la empresa. Igualmente se puede entender como el importe total que un comprador deberá realizar para adquirir una empresa manteniendo su estructura financiera, es decir, manteniendo sus obligaciones financieras.

¿Cuáles son las ventajas de este método?
  • Resulta fácil de calcular puesto que se obtiene a partir de la valoración de otras empresas.
  • Es una valoración muy objetiva, ya que te vas a basar en datos reales y objetivos de valoraciones ya realizadas.

Pasos para valorar tu empresa por múltiplos comparables:

Paso 1. Identificar empresas «comparables»

Ya se trate de:

  • Empresas cotizadas
  • Transacciones precedentes
Paso 2. Seleccionar los múltiplos adecuados:

Según el sector en el cual se haya ubicado la empresa se utilizará unos múltiplos u otros.

Paso 3. Calcular los múltiplos de valoración de empresa «comparables»

Esto permitirá conocer la valoración de empresas comparables a la tuya en tu mercado.

Paso 4. Valorar la empresa

Basándote en la información recopilada de tu mercado, puedes calcular el valor de tu empresa según los múltiplos elegidos.

Algunos de los principales múltiplos comparables que se suelen utilizar

Estos son los múltiplos comparables más utilizados en el mercado para realizar este tipo de valoración de empresas:

  • EV / Ventas
  • EV / EBITDA
  • PER: Precio / Beneficio Neto
  • Precio / Valor Contable
  • Precio / Flujo de Caja

Vamos a analizar los 3 múltiplos más conocidos:

1. EV / Ventas: Este múltiplo relaciona el valor de la empresa con sus ventas.

Por lo tanto: Valor de la presa = Ventas x Múltiplo

2. EV / EBITDA: Este múltiplo relaciona el valor de la empresa con su EBITDA.

Por lo tanto: Valor de la presa = EBITDA x Múltiplo

3. PER: Precio / Beneficio Neto. Este múltiplo relaciona el precio de la cotización de la empresa con su beneficio neto.

Por lo tanto: Valor Equity = Beneficio Neto x PER

Algunos ejemplos de valoración de empresa mediante múltiplos comparables
Valoración de una farmacia (EV / Ventas)

Si tienes una farmacia y tienes un potencial comprador, puedes calcular el precio de venta aplicando los múltiplos de la siguiente manera:

  • Ventas anuales = 1 millón de euros
  • Múltiplo en tu sector = 1,5 – 2 sobre ventas (es necesario hacer un estudio previo)

Cálculo del valor:

Valor de la farmacia = ventas anuales de la farmacia x múltiplo de tu sector

Valor de la farmacia = 1M x 1,5 = 1,5 millones de euros

Valoración de una fábrica de zapatos (EV / EBITDA)

En el presente caso, pudiera ser habitual utilizar de referencia el EBITDA

  • EBITDA anual de tu fábrica = 1 millón de euros
  • Múltiplo del sector = 7 sobre EBITDA

Valor de la fábrica de zapatos = EBITDA de tu fábrica x múltiplo del sector

Valor de tu fábrica = 1M x 7 = 7 millones de euros

3. Método del Descuento de Flujos de Caja

Según este método de valoración la valoración se realiza en función de los flujos de caja que va a generar tu empresa en el futuro.

Este es considerado el método de valoración más aconsejable por una serie de razones:

  • Es el método más objetivo: una empresa se crea para obtener beneficios, por ello, el valor de la empresa se calcula en función del cash-flow que esta genera. El comprador pagará más cuanto más tesorería genere.
  • Calculas el valor intrínseco: se valora el negocio, es decir, la actividad propiamente, no los bienes que componen la empresa, sino la actividad propiamente. Por ello, todo lo que no está estrictamente ligado al negocio se debe apartar y valorar aparte, por ejemplo, un cuadro de Picasso que se encuentra en el despacho del Director General.
  • Es un método que permite plantear diversos escenarios: permite determinar la sensibilidad según varios escenarios, por ejemplo, según distintas tasas de descuento o diversas tasas de crecimiento.

Por otro lado, este método también presenta ciertas desventajas:

  • Es más laborioso y complicado: resulta más difícil calcular los flujos futuros que aplicar los múltiplos del sector.
  • Requiere contemplar un posible plan de negocio: ello es así dado que se debe proyectar lo que va a ocurrir en los próximos años, necesitas haber estimado cuánto vas a crecer, cuánto vas a vender, qué inversiones vas a realizar, Capex (de mantenimiento y crecimiento), etc.
  • Se basa en hipótesis: con las implicaciones subjetivas que ello supone.

Pasos para valorar mediante este método:

Paso 1. Calcular y proyectar los Cash Flows

Esta es la fórmula matemática para calcular el DCF:

Estos son los 3 mejores métodos de valoración de empresas 1

Donde:

  • n= Vida del activo
  • FCt= Flujos de caja en el período t
  • r= Tasa de descuento que refleje el riesgo de la inversión

Para proyectar CF es importante conocer que se pueden utilizar distintos tipos de CF:

  • Free Cash Flow: Representa el flujo de fondos que genera la empresa independientemente de cómo es financiada. En tal sentido, representa el flujo de efectivo de la firma como si ésta se financiara enteramente con capital propio, aislando los efectos impositivos del financiamiento. Debe ser definido con una base “después de impuestos” antes de deducir los gastos financieros como intereses. Obsérvese que el impuesto es calculado sobre el EBIT, para ver cuál es el impuesto que hubiera pagado la firma si no hubiera utilizado deuda. Obsérvese también que el FCF no tiene en cuenta los beneficios fiscales para los obligacionistas.
  • Capital Cash Flow: El Capital Cash Flow se define como el flujo de fondos total para inversores, la suma de los cash flows que éstos perciben, esto es, dividendos para los accionistas, cambios en el nivel de deuda e intereses para los obligacionistas. El Capital Cash Flow también puede obtenerse a partir del Free Cash Flow: puesto que el FCF no tiene en cuenta el escudo fiscal, sumamos éste para llegar al Capital Cash Flow, que representa el cash flow total disponible para los inversores, pero ahora considerando el efecto del ahorro fiscal (tax shield).
  • Equity Cash Flow: El Equity Cash Flow representa el flujo de efectivo residual de la empresa, después de que se han abonado los intereses y los impuestos. También podemos obtenerlo restando los intereses y sumando o restando según corresponda los cambios en el endeudamiento al Capital Cash Flow.
Paso 2. Descontar los flujos

Descontarlos a una tasa de descuento denominada coste del capital.

Estos son los 3 mejores métodos de valoración de empresas 2

Para estimar el Valor de la Empresa tienes que descontar los FCF a una tasa de descuento representativa del coste medio ponderado de la estructura del capital, es decir, del Equity y la Deuda.

A este se le conoce como el WACC (=k)

El WACC pondera el coste del capital, es decir, del Equity (ke) y de la Deuda (kd X (1-T)) por el peso que tiene cada uno.

Esperamos que te haya resultado útil esta noticia. Si necesitas realizar una valoración puede ponerte en contacto con nuestro equipo y le asesoramos sin compromiso alguno.

José Carlos Camacho Pérez

Soy economista y abogado. Experto en Informes Periciales Económicos y en Valoración de Empresas. Especialista en derecho concursal y Ley de segunda oportunidad.